LOGROS DEL PNP y EL PLESBICITO


Luego del evento electoral del pasado 11 de junio es de rigor hacer una reflexión sobre el logro, si alguno, del plebiscito celebrado. Para ello será un requisito “sine qua non” considerar las reacciones de los diferentes sectores luego del evento y los resultados del mismo. Veamos.

El PNP celebra el triunfo abrumador de la estadidad y minimiza la baja participación electoral. La oposición política, entiéndase PIP y PPD reclama el triunfo del boicot. En términos práctico el país monitoreo el evento pero no ejerció el derecho al voto, porque la mayoría del electorado no validó la consulta.

Como se sabe los anexionistas reclaman una victoria por haber obtenido el 97% de los votos. De esta forma el PNP menosprecia a los que no somos estadistas que no participamos en la contienda por entender que la misma no era el verdadero proceso de descolonización que demanda el país independientemente la preferencia ideológica. Ese 97% de votos no representa la mayoría; frente a universo de lo que aspiramos a que se resuelva el centenario problema del estatus. Es decir, el PNP en vez de tomar el camino de la inclusión y presentarle al país un proceso justo y equitativo para obligar a que Estados Unidos que tomar en serio el problema colonial puertorriqueño; prefirió el camino de la “jabería política” y ahora  ya pagan el precio.

El resultado neto de esta “jabería política” es que nadie en Puerto Rico y mucho menos en Estados Unidos, cree que los puertorriqueños mayoritariamente quieren dejar de ser lo que somos; para disolvernos como Nación Boricua en otra nación como Estados Unidos.

Sobre el argumento de la baja participación electoral de 23% de los electores inscritos, también hay contradicciones en el discurso del PNP. En este caso el liderato anexionista alega que, los que acuden a votar son lo que cuentan. Para justificar ese argumento los líderes del PNP y sus “estaciones repetidora” en los diferentes niveles en la estructura anexionista, alegan que en Estados Unidos hay baja participación electoral en las elecciones presidenciales y congresionales. Lo que no dicen es que el ejercicio electoral en Puerto Rico tiene un principio distinto a ejercicio electoral de Estado Unidos. En Puerto Rico, como no hemos resulto el problema del status, cuando se elige un gobierno azul es para impulsar la anexión y cuando se elige un gobierno rojo es para perpetuar el coloniaje. 

En el caso de la nación americana estos resolvieron hace mucho tiempo, y a tiro limpio, su grandes diferencias políticas y de estatus. Eso quiere decir que los que no votan en Estados Unidos en su gran mayoría consienten la decisión de lo que votan, ya que después de todo los que se eligen es para administrar los bienes de esa nación. O sea la comparable no nos aplica y el PNP de forma acomodaticia prende imponer un criterio que a todas luces no es aplicable a nuestra realidad política.

Pero si fuéramos a tomar como reales los argumentos del PNP luego del plebiscito para mí el debate sigue siendo intrascendente. En otras palabras si es aceptable el 23% de participación electoral, como dice el PNP y el 97% del universo electoral puertorriqueño es anexionista; esa expresión matemática es inmaterial a la hora a adelantar la descolonización del país porque todos sabemos los trucos del PNP en la mesa de diseño de la pasada consulta.   

Así las cosas el único logró del PNP en el pasado plebiscito es que ahora tienen el país aún más divido y polarizado en el tema del estatus. Auguramos que la intentona del PNP de seguir atragantándonos su formula anexionista con el Plan Tennessee y usando fondos públicos, dividirá aún más al país. Esto en una época de crisis lo que son malas noticias para tod@s. 

 

LOS LETRADOS


Recientemente trascendió el hecho de dos abogados que anuncian decisiones políticas las que únicamente ellos son responsables. Me refiero a la decisión del Lcdo. José A. Velázquez Grau, antes legislador municipal del PPD, de llamar a votar por la estadidad en el simulacro electoral del 11 de junio; y la decisión del Lcdo. Samuel Quiñonez García, ex-funcionario del PIP en la CEE, de inscribir un grupo solitario para defender la independencia en esa charada del PNP.

No hay duda que los pronunciamientos de estos letrados solo tuvieron sus 5 minutos de fama en la opinión pública, por no ser decisiones provenientes de un colectivo donde el cambio de ruta sea multitudinario de las huestes soberanistas e independentistas. Es decir, quien cruzó la valla fue una oveja no un rebaño. Es precisamente por ello que la decisión de estos abogados son inconsecuentes en el verdadero debate de la descolonización del país, algo que todavía está en la agenda inconclusa de la nación puertorriqueña.

En el análisis individual del evento donde el Lcdo. Velázquez Grau asume el discurso del PNP sobre la ciudadanía americana, hay que cuestionar la capacidad de este letrado de declararse experto en dicho tema. Esto porque la conclusión definitoria del tema de la ciudadanía americana de los puertorriqueños será un debate que tendrán que resolver los dueños de esa ciudadanía en el Congreso de Estados Unidos y no en la calle Betánces de Caguas. La decisión de respaldar la estadidad es una que debemos respetarle a todo hermano puertorriqueño. Pero simultáneamente hay que repudiar el discurso de miedo del  liderato PNP por ser uno de mentiras y nada constructivo, a esa “claque” de gente ha decidido unirse el letrado Velázquez Grau.

En el caso del Lcdo. Samuel Quiñonez García es aún más patético. Pretender inscribir un grupo para defender la independencia es un favor de amigo con la buena pro de ser un favor compensado. Esta iniciativa, no es otra que un favor de parte del Lcdo. Quiñonez García al Gobernador Rosselló con quien el compartió desde la infancia política de Ricky en aquel grupo llamado “Boricua Ahora Es”.

Es decir, el letrado Quiñonez García, como independentista legitimó el nacimiento político de Ricky, lo que derecho tiene. Lo que no tiene derecho es pretender legitimar la independencia en este simulacro electoral para sacarle las castañas del fuego al Gobernador ante la negativa federal de vincular el plebiscito.

El capricho de querer llevar la independencia al matadero para complacer a un amigo político, no tiene el reconocimiento del independentismo y punto. Voy más lejos, en el Registro de Contratos de la oficina del Contralor aparece el Lcdo. Samuel Quiñonez García con una iguala de $8,280 en el Instituto de Cultura Puertorriqueña (contrato #2017-000277). Ese contrato fue firmado por el Lcdo. Quiñonez García el 21 de marzo de 2017 con vigencia hasta el 30 de junio de 2017. Como se aprecia el Gobierno de Ricardo Rosselló saldó al Lcdo. Quiñonez García sus favores políticos.

Por otro lado en el 2012 cuando hubo un plebiscito más sustantivo que el plebiscito de Ricky, ese momento ni Velázquez Grau, ni Quiñonez García defendieron públicamente sus ideas. Hoy en el 2017 cuando el Departamento de Justicia Federal ignora el plebiscito, la oposición política lo boicotea y el país atiende otros problemas sociales, en ese escenario politico es que Velázquez Grau, ni Quiñonez García se suben a la tarima y piden el micrófono en el “Idol-plebisictario” del anexionismo.

Obviamente eso no tiene ni lógica y ni respeto político alguno por ser parte del juego al PNP, el cual llevan a cabo con fondos públicos.  Así no descolonizamos al país, mis queridos letrados.

En el video se observa al compañaero Lcdo. Juan Mari Bras (QEPD), dando catedra de lo que será el verdadero proceso de descolonizacion e independencia para Puerto Rico:

 

EL PLAN TENNESSEE; un regalo de padres


(Dedico este ensayo a todos los padres estadistas que sueñan con el estado 51 como alternativa de “seguridad y progreso” para su hijo; sin percatarse que la asimilación es el precio a pagar para ello sin la garantía de que el Congreso otorgue la anexión al Nación Puertorriqueña. Por favor despierten)

El Día de los Padres en Puerto Rico se celebra todos los años el tercer domingo de junio. Es decir, el próximo 18 de junio celebraremos esta festividad. La misma no está atada a la política, pero el PNP y particularmente el Gobernador Ricardo Rosselló pretenden así hacerlo. Es que aparentemente Ricky quiere llevarle un regalo político a su padre al ex –Gobernador Pedro Rosselló con la celebración del plebiscito el próximo 11 de junio. Lo que el PNP y Ricardo Rosselló no se percatan, por ceguera política, es que dicho evento más que un proceso de descolonización es un simulacro electoral diseñado para que gane la estadidad. Lo peor es que se diseña con fondos públicos y en tiempos de crisis. Veamos.

El referido plebiscito si está atado a la promesa de campaña de Ricardo Rosselló de intentar presionar al Congreso con el “Plan Tennessee”. Esto una vez el estadistas tenga mayoría numérica en Puerto Rico. Con ese propósito ya el PNP en Cámara y Senado aprobó una ley para implementar el “Plan Tennessee” lo que se respaldaría con la alegación de un triunfo estadista el próximo 11 de junio.

Por otro lado recordemos el Gobernador Pedro Rosselló fue el primero que institucionalmente dio paso a esa estrategia del “Plan Tennessee”  en el PNP. Eso sucede en una asamblea del PNP en el 2006 en el hotel El Conquistador de Fajardo. Ahí se aprobó una resolución para solicitar al Congreso Federal la admisión de Puerto Rico como estado soberano 51. La resolución comprometía a todo el liderato estadista a implantar el “Plan Tennessee”. El documento instruyó al liderato PNP para que se desarrollara  una campaña de orientación al Pueblo sobre la estadidad y el “Plan Tennessee”. Otra resolución también aprobada contenía la declaración principal sobre el “Plan Tennessee” y se expresó en los siguientes términos: “Un voto por el Partido Nuevo Progresista y/o sus candidatos en el 2008 era un mandato para que el gobierno novoprogresista que se instale en enero de 2009 implante el “Plan Tennessee”. Esto se hará mediante legislación que establecerá un proceso de adopción y ratificación de la constitución del Estado de Puerto Rico y la elección de los dos senadores y seis congresistas que acudirán al Congreso a reclamar sus escaños y la admisión de Puerto Rico como el Estado 51. Esa estrategia de Pedro Rosselló y el PNP se fue al traste cuando en una primaria Luis Fortuño ganó la nominación a la gobernación y eventualmente las elecciones de 2008. Obviamente un Pedro Rosselló derrotado, también quedó derrota su propuesta de “Plan Tennessee”.

De esta manera es fácil concluir que Ricardo Rosselló hoy quiere retomar el deseo de su padre impulsando así lo que es su compromiso de campaña. Es decir, la estrategia es que el hijo pretende sacarle la espinita política de su padre. Es por ello que diseñaron un plebiscito amañado que asegure el triunfo estadista y ya aprobaron la ley para nombrar la delegación correspondiente al  “Plan Tennessee”. Lo próximo que podríamos ver en este drama político es que previo al Día de los Padres del próximo 18 de junio y luego de triunfo ficticio de la estadidad del 11 de Junio, el Gobernador Ricardo Rosselló le proponga a sus huestes que su padre Pedro Rosselló sea uno de los Senadores designados en el “Plan Tennessee”. Así Ricky Rosselló le daría un regalo a Pedro Rosselló previo al Día de los  Padre diciéndole “misión complida”. Lo que no sabe el PNP es que con caprichos políticos NO vamos a descolonizar a Puerto Rico.

EL PLESBICITO Y LA HISTORIA


Con el solo aval del PNP las huestes estadistas se encaminan a una consulta de estatus donde hasta el momento, solo ellos participaran y solo ellos tendrán una derrota política sin precedente. Irónico verdad. Desde mi punto de vista esa será la suerte del estadoismo al filo del amanecer del 12 de junio. Esto luego de celebrarse la consulta que ellos (el PNP) diseñaron para sepultar dizque el colonialismo sin percatarse que ello simultáneamente tiene el mismo acomodo en el cortejo fúnebre. Veamos.

Para analizar la propuesta del plebiscito tenemos que ver el paralelismo de esta consulta con la consulta de 1993. La similitud de ambos procesos yace en el empecinamiento, antes de Rosselló padre y hoy de Rosselló hijo, en consultar al pueblo sobre el estatus con un ambiente cargado en su contra. Como se recuerda en 1993 Pedro Rossello aglutinó la oposición en su contra al firmar su primera ley donde se equiparaba el inglés y el español como idiomas oficiales. Eso provocó una multitudinaria marcha en contra del PNP y Rosselló padre. Esa mancha no fue otra cosa que enfrentar las fuerzas asimilistas vs. a las fuerzas puertorriqueñitas. La reacción del entonces Gobernador a este evento ideológico cultural fue un detonante. Pedro Rosselló dijo que ninguno los que protestamos había votado por él en las elecciones previas de 1992.

Así se selló la intentona del PNP de adelantar la estadidad. Esto porque esa primera ley sirvió de elemento catalítico en su contra. Esa ley se convirtió en punta de lanza contra la intención de Pedro Rosselló de lidiar con el tema del estatus y sus políticas públicas subsiguientes. De esta manera Rosselló padres en sus primeros 30 días en Fortaleza había lanzado un grito de guerra entre los que son estadistas vs. la mayoría del país que no es estadista.

Con ese espejo en la historia el PNP legisló su plebiscito para el 2017. Igual que su padre, Ricardo Rosselló con sus primeras acciones legislativas ya aglutina la oposición en su contra. Ahí están las leyes que eliminan beneficios, niegan aumentos e imponen requisitos onerosos en el empleo a los trabajadores del sector público y privado. Ni hablar de los nuevos arbitrios en multas,  licencias y los anunciados aumentos de agua y luz.

Es decir, el plebiscito de Rosselló hijo se da en un escenario muy parecido al de su padre, donde el cumulo de la actividad legislativa del PNP ha desembocado en una enorme oposición. Lo que se manifiesta en la huelga de la UPR y las protestas obreras, el paro nacional entre otras. A todo lo anterior añádale que el país repudia que se siga metiendo la mano al bolsillo y por otro lado se concedan los escandalosos sueldos a la directora ejecutiva de la Junta de Supervisión Fiscal, Natalie Jaresko y a la secretaria de Educación, Julia Keleher.

Con ese trasfondo de igual manera que 1993 en el próximo plebiscito se enfrentan nuevamente las fuerzas asimilistas vs. las fuerzas puertorriqueñista. Independientemente el resultado numérico del evento el PNP tiene todas las de perder políticamente. Si no superan el 61% que alegan consiguieron en el plebiscito de Fortuño en el 2012, su derrota moral y política será inminente. Independientemente de lo porcentual un triunfo de la estadidad el 11 de junio, tendrían que llevar su petición al mismo Congreso republicanos que varias veces les ha cerrado la puerta en la cara. En ese teatro político espacio es que el PNP con su plebiscito criollo reta a las fuerzas puertorriqueñista. Así que no tengamos duda que como dijo Pedro Rosselló en su momento, “lo mejor está por venir”.

Leer más de esta entrada

LA RETASACION: CAUSA Y EFECTO


La Junta de Control Fiscal (JCF) ha pedido y el gobernador Ricardo Rosselló aceptó una retasación masiva en las propiedades en Puerto Rico. Esa iniciativa causará un fuerte impacto en los bienes raíces. El efecto de esta retasación pudiera ser nocivo a una industria ya golpeada por la crisis que vivimos y representa una  carga adicional en los contribuciones a la población. La reflexión sobre las consecuencias de esta retasación deberá ser de rigor.

Sobre esta decisión lógicamente se pudiera pensar que algún día se tenían que actualizar los valores de las propiedades, ¿que hoy en muchos casos se fijan a 1957?. También es lógico concluir que este no es el momento para dicha iniciativa. Independientemente la conclusión de dicha reflexión, el problema es que la decisión sobre la retasación de propiedades en Puerto Rico se incluyó en el Plan Fiscal presentado por la administración Rossello y aprobado por la JCF. De esta manera el próximo paso a seguir será cómo, cuándo y dónde se comienza con la misma.

Sobre ese particular ni la JCF y ni el gobierno han dicho cuál sería la hoja de ruta a seguir. Lo que nos hace pensar que la retasación en Puerto Rico se hace difícil y complicada. De esta manera no nos sorprendamos si en vez de una retasación el gobierno y la JCF opten por una sobretasa a lo existente, como sucedió en el cuatrienio del Hon. Luis Fortuño con las consecuencias que ello representó al bolsillo de los contribuyentes.

Por otro lado hay que recordar que los bienes raíces es para muchos la alcancía donde depositan las expectativas de acuñar algún caudal que sirva de apoyo presupuestario a la hora del retiro. Es por ello que muchas personas invirtieron los ahorros de sus vidas en bienes raíces, para cuadrar su bolsillo llegada la tercera edad. A este sector, además de la reducción del 10% de sus pensiones, la retasación  troncha su visión de complementar sus ingresos con lo invertido en bienes raíces.

De igual forma resulta preocupante la propuesta eliminación del susidio a los municipios; y conjuntamente una retasación que les quita uno de sus pilares económicos como es la contribución sobre la propiedad. Ese ejercicio matemático pudiera significar serios apuros para muchos municipios.

Particularmente por lo anterior sostengo que la retasación debería salvaguardar parámetros de equidad, razonamiento y justicia a la hora de ejecutarse en términos prácticos. Sin olvidar que la retasación podría suponer un aumento en la capacidad de pago de un comprador, lo que sería decisivo en la capacidad de comprar o no una propiedad. Es por esto que desde mi óptica profesional como REALTOR®, comparto algunos lineamientos o propuestas que bien podrían tomarse en consideración por la Legislatura de Puerto Rico al momento de legislar sobre tan importante tema.

  1. La retasación debería der parte de una reforma contributiva completa, donde se reduzca significativamente la tasa de contribución sobre ingresos. Así haría sentido poder mitigar el efecto de la misma en la clase media, que somos los llamados “jamón del sándwich” en términos contributivos.

  2. Se debe garantizar la exoneración a la vivienda principal de los contribuyentes y la exención contributiva a los veteranos.

  3. En términos generales la retasación de propiedades debería ser de forma escalonada. Donde los grandes centros comerciales, edificios corporativos multinacionales y los casos de mayor imposición contributiva deberán ser los primeros que comiencen a pagar el nuevo tributo.

  4. Los propietarios de propiedades de inversión (rentas) cuyo valor sea por debajo de los parámetros de interés social debería tributar un porciento menor al que se legisle por regla general.

  5. Se debe establecer un plan agresivo en la ejecución de la OA 2017-01 para identificar casos de contribuyentes que no han sido notificado de la tasación e imposición de contribución; los casos donde se haya emitidos recibos erróneamente; y en los casos donde las tasaciones se declaren nulas; para proceder con la otorgación de los beneficios al contribuyente según mandata esta orden administrativa. Este mecanismo ayudaría a traer al “redil contributivo” a contribuyentes que por alguna razón  hoy no pagan sus contribuciones sobre la propiedad inmueble.

  6. El efecto colateral de la retasación en la ventas de propiedades ya sea en proyectos nuevos o en reventa, debería neutralizarse creando un fondo del 25% de lo que produzca la retasación para el fortalecimiento de la industria de bienes raíces. Este fondo bien podría ser asignado a la AFV para que esta agencia pueda retomar el beneficio de ofrecer el bono de vivienda a nuevos compradores de propiedades. Al incentivar la venta de propiedades podría ayudar a balancear la industria hipotecaria y de los bienes raíces, de manera que se trata de evitar el impacto de la retasación en el espiral de las propiedades reposeídas.

  7. Se debería crear un “task force” en cada departamento de obra pública municipal para identificar mejoras en propiedades que no están reportadas y por lo tanto no están tasadas para fines contributivos.

  8. Se debería dar paso a la creación de una estructura de ley para cuando se vendan propiedades no tasadas por el CRIM. En investigaciones legislativas sobre este particular se ha conocido del hallazgo donde se señala que sobre $25,000,000 se retienen en las arcas de los aseguradores de título de fondos de los contribuyentes y de CRIM. Sobre el particular ya trabaja  un anteproyecto por petición que será radicado en los próximos días.

En síntesis, para bien o para mal auguramos que la propuesta retasación de propiedades en Puerto Rico es un hecho. En su momento los mismos proponentes en la Asamblea Legislativa necesitaran el asesoramiento de los componentes de la industria hipotecaria y de corretaje; ya que estos no tienen la pericia practica de los elementos cotidianos del mercado de bienes raíces. Es por ello será de rigor que cada cual hagas sus aportes, para el bien de todos y particularmente los municipios.

Nota del Autor: En el video del excelente trabajo periodístico de Noti-centro 4 vemos como un panel de expertos hablan sobre los efectos sociales y económicos de la Junta de Control Fiscal impuesta por el Congreso a los puertorriqueños.

LA REFORMA LABORAL: SU IMPACTO EN LOS BIENES RAICES


foto-001La apresurada aprobación de la Reforma Laboral pone de manifiesto varios postulados discutidos durante la campaña electoral los cuales impactan directamente a los llamados sectores vulnerables del país. En el caso del sector de los bienes raíces los nuevos parámetros de la reforma posponen la aspiración de aquellos que intente adquirir un techo para su familia. Veamos el análisis de esta importante legislación.

Como se recordara hace unas semanas la Junta de Control Fiscal les solicitó tanto al Gobernador saliente como al Gobernador electo la aprobación de varias medidas para “reformar” las finanzas de la economía en el país. La contestación inmediata a esta solicitud por parte de Ricardo Rosselló fue que el 90% de lo ordenado por la Junta, eran compromisos programáticos del PNP. Es decir Ricardo Rosselló les dijo a la junta y al país, que el mandato de la susodicha junta rectora estaba incluido en su “Plan para Puerto Rico” discutido en la campaña electoral.

Lo interesante de lo anterior es que la Junta de Control Fiscal ha ordenado que las reformas solicitadas tengan que aprobarse antes del 31 del mes corriente. Ese mandato de este cuerpo rector explica la prisa del PNP en aprobar muchas medidas, incluyendo la mal llamada Reforma Laboral.

foto-002Como vemos detrás de esta reforma, no hay un propósito lógico de establecer una política pública de bien común para el país, sino que la misma responde a los intereses de la Junta de Control Fiscal y no a los intereses del pueblo de Puerto Rico.

Para sostener lo anterior veamos el caso de impacto de la Reforma Laboral en los bienes raíces. El nuevo perfil del empleo que crea esta reforma no es el mejor cuando un empleado tenga la necesidad u obligación de adquirir un hogar propio. Esto porque los nuevos parámetros de la reforma le “suben la vara” de la cualificación para adquirir un préstamo hipotecario. Es decir, al subir la permanencia en el empleo de 3 a 18 meses; bajar el 1% de la compensación por el bono y aumentar las horas requeridas para comenzar acumular dicho bono de 700 hrs. A 1350 hrs; al establecer el  “FLEXITIME”  para la distribución de los periodos de trabajo laboral y se disminuye la compensación por horas extras; tal escenario además de minar los ingresos de un prospecto comprador flexibiliza el concepto estar empleado de forma tal que la persona pierde prácticamente el derecho a tener un empleo estable. De esta manera al NO tenerse estabilidad económica no habrá “underwriter” que apruebe un préstamo hipotecario. Al escasease los prospectos compradores legítimos (listos, dispuestos y capaz de comprar) esto tendría la consecuencia directa de continuar aumentado numéricamente los mercados de reventas propiedades, proyectos nuevos y las propiedades reposeídas. En otras palabras, la Reforma Laboral no incentiva para nada el motor económico que representa la industria de los bienes raíces e hipotecaria del país.

Añádale a lo anterior que la Reforma Laboral se diseña y según reconocido por el PNP, sin el debido estudio sobre la cantidad de nuevos empleos a crearse; y la misma solo beneficia al sector empresarial porque aumentan sus beneficios y ganancias. Es importante recalcar que los empresarios en Puerto Rico no son los compradores de viviendas cotidianos y tampoco son amigos de crear los perfiles de compradores que necesita la industria hipotecaria.

003Por otro lado es alto conocido que la industria hipotecaria es una donde el comprador necesita ayuda $$$ o incentivos para poder comprar. Esto por tenerse pocos compradores que reúnan los requisitos de tener trabajo permanente bien compensado, buen crédito y dinero para los gastos de cierre.

Mientras esto sucede en Puerto Rico los parámetros y requisitos de aprobación de préstamos hipotecarios en Estados Unidos van en aumentos debido al mejoramiento de la economía norteamericana, lo que no necesariamente sucede en nuestro país.

En síntesis, la Reforma Laboral abona en el sentido contrario de ese perfil que hoy se escasea en la industria hipotecaria EMPOBRECIENDO A LOS YA VULNERABLES PROSPECTOS COMPRADORES y es un atentado a una industria que languidece por los efectos de una economía decreciente como la nuestra.

 

 

LA UTOPIA ESTADISTA


trumpHace unos días coincido con un conocido estadista en un centro comercial. Luego del saludo de rigor el amigo me dice, “esto esta malo”, a lo que le contesté; “si te refieres a lo político déjame decirte que nosotros los anticolonialistas estamos jubilosos ante el fallecimiento de la colonia. A reglón seguido el amigo me reposta, “pues con la llegada de Trump para ustedes la independencia está  más cerca que para nosotros la estadidad”.

Esta premisa tiene una lógica natural al mirar sin objetivamente el tema de la relación política entre PR y EU. Es por ello que la siquis del puertorriqueños está definido que para ser estado tendríamos que ser igual que los anglosajones y segundo que ellos (el Congreso) nos acepten. Ante la imposibilidad de asimilarnos es que surge el rechazo a la estadidad por parte de EU lo que de cierta forma los puertorriqueños reconocen por saber que nuestra idiosincrasia caribeña y no anglosajona.

Voy más lejos el puertorriqueño promedio sabe que somos distinto al americano y también sabe que el discurso del PNP de que “la estadidad es para los pobres” fue una conveniencia política y no una realidad viable desde la óptica congresional. Ese discurso sirvió para crecimiento electoral y al mismo tiempo levantó bandera al Congreso sobre un “estado benefactor” del que nadie le había consultado. Es decir, el PNP con su discurso político comprometió al tesoro federal sin conocer que el cuadre de caja no es viable desde el punto de vista de los contribuyentes norteamericano. Mientras más se desarrolla ese discurso anexionista acá, más aleja la estadidad en los círculos donde se tomaría de decisión de concederle a anexión a Puerto Rico allá.

mentePor otro lado en la siquis del puertorriqueños está claramente definido que la independencia es una alternativa digna y un derecho natural e inalienable. Más fácil aun por lógica los puertorriqueños conocen que una vez descartado el ELA como manifiestan los soplos del norte; y una vez se conozcan los aspectos que imposibilitan la estadidad, como dice la cita bíblica conoceremos “la verdad y la verdad nos hará libre”. Si aplicamos esta cita bíblica a nuestra política cotidiana, es fácil concluir que los que hoy son numéricamente mayoría, mañana podrían no tener el respaldo electoral que hoy gozan. Cumpliéndose así el principio resumido en el sagrado libro el cual nos enseña que los “últimos serán los primeros”. En nuestro caso la verdad es que la independencia no es un estado nefasto o demoníaco, sino digno y con las herramientas de la soberanía para bienestar de todos.

Ese escenario está en la siquis de muchos políticos del PNP. Tan es así que sin existir ningún debate plebiscitario vemos como el ex-senador estadista Orlando Parga atacar la independencia bajo el argumento de que no es numéricamente aceptada por los puertorriqueños.

Lo que me llama la atención del escrito de Parga es que éste fue nombrado el pasado marzo por el entonces pre-candidato Rosselló a una comisión estadista que articularia un plan estratégico para reclamar la estadidad para Puerto Rico. Según el ahora Gobernador electo esa comisión era el comenzó del compromiso con el pueblo estadista de trabajar una agenda estadista, que incluya el Plan Tennessee, acta de admisión, voto presidencial entre otros componentes. Hoy luego de un mes del triunfo del PNP esa comisión no ha rendido un informe público sobre la ruta a seguir del Plan Tennessee y contrario a ello uno de sus integrantes ataca a la formula adversa al estadoismo bajo un argumento numérico y no sustantivo.

orlandopargaEn síntesis, los más férreo defensores asimilista no son inmune de la utopía de estadista y en su siquis tienen la independencia en el situar que es nuestra nacionalidad les impone. Es por ello que el amigo Parga argumenta que numéricamente es rechazada pero no ataca el mensaje nuestro ideal patrio por ser uno digno y de mayor viabilidad a la utopía estadista.

PD: Vea en este video como la siquis de Ricky Rosselló le obliga a reconocer y citamos “una opción viable es la Republica independiente o una soberanía”

A %d blogueros les gusta esto: